No les gusta nada la sanidad pública

En repetidas ocasiones he puesto en relación a la neoderecha hispánica con los neocon norteamericanos. Es un análisis que me parece evidente. Copian métodos, copian estrategias, copian campañas y, parcialmente, copian contenidos, además de fumar puros habanos con el ex-emperador y hablar tejano en la intimidaaznar-neocond.

También es cierto que nuestra derecha vive, a su pesar, en Europa, y hay valores que aún no se han atrevido a cuestionar, hay políticas que parecen irrenunciables incluso a sus votantes, especialmente en el ámbito de las coberturas sociales. Pero al entrar a valorar el debate político norteamericano, se quitan caretas, se les ve su alma. Como cuando Aguirre dejó ver que se inclinaba por McCain frente a Obama, y ello aunque González Pons y otros de las nuevas camadas se mostraran obamistas convencidos por si la marea les llevaba hasta Moncloa.

Libertad Digital es uno de los panfletos referencia de la caverna mediática hispana, más neocon que el Papa, y bien poblada en los últimos años por distintas adiciones más o menos desdichadas al panorama ¿periodístico? de la vieja piel de toro. En este ¿medio? podemos saborear un poco el alpiste que alimenta hoy a muchos papagayos de otras tribunas, no sólo mediáticas. Así podemos leer ahora cómo uno de sus incontables ‘expertos’ trata los intentos del presidente Obama de extender el acceso a una sanidad pública al 90% de la población americana (el 100 % es aún utópico), esfuerzos que se encuentran incontables resistencias en el sector conservador, y que sólo cuentan con el apoyo del 44% de la población: el presidente, sostiene, está “empeñado en apresurar la aprobación de su ignominioso proyecto de nacionalización de la salud. Teme que se lea con calma lo que contiene esa “reforma”, teme que sus índices de popularidad sigan cayendo en estas semanas estivales, con peores datos de desempleo y teme, en fin, que se le vaya la joya de la corona que es esta gigantesca socialización de la salud pública. Obama está cometiendo otra vez el mismo error que Bill Clinton cuando Hillary lo convenció para intentar nacionalizar la salud a inicios de los noventa. En el caso de Obama, el momento es todavía peor porque su programa costará más de un trillón norteamericano de dólares y elevará los gastos a pequeñas empresas acabando con cientos de miles de puestos de trabajo“. Muy caro, sí, muy caro el “ignominioso” proyecto de Obama. No como la guerra de Irak, que sin duda fue muy barata…

Muy caro, sí, muy caro. Pero muchos ciudadanos de la primera potencia económica del mundo están sobre el alambre. Hay muchos sin seguro médico. Hay otros con seguros que no incluyen según qué enfermedades o según qué tratamientos hospitalarios. Hay muchos que ante un diagnóstico de, por ejemplo, cáncer, además del palo emocional tienen que empezar a hacer cuentas, a vender el coche o la casa, a pedir dinero prestado a familiares y amigos… Muy caro el plan de Obama, sí. Como el resto de las coberturas sociales. Muy caro y muy jodido para el que tiene dinero eso tan enojoso de tener que pagar impuestos.

El gobierno machaca al PP

Así lo explica Mariano Rajoy. Lo que no entiendo es por qué esto le sorprende a un líder de un partido que considera que su única obligación es derrotar electoralmente al partido socialista para arrebatarle el poder. Triste visión política, pardiez.mortero

Hoy voy a hacer ficción. La ficción me gusta, la ciencia ficción y la ficción en general.

Imaginemos que, con el PP en la Moncloa, estuviéramos inmersos en un proceso judicial en el que estuviera imputado un senador socialista tesorero del partido. Un proceso en que estuviera imputado, por ejemplo, el presidente Montilla por el supuesto regalo de unos trajes. Y que se hubieran publicado en El Mundo las transcripciones de una grabación de la policía en las que uno de los implicados en una trama de corrupción afirmase que al alcalde socialista de Barcelona él le había estado regalando relojes, zapatos y corbatas durante años. Que nos estuvieran diciendo que alcaldes y políticos socialistas de Madrid y Cataluña, por ejemplo, habrían supuestamente ingresado centenares de miles de euros a cambio de favores en la adjudicación de contratos públicos. Imaginad por un momento el ruido mediático. Imaginad los editoriales de El Mundo. Imaginad las soflamas desde la COPE. Imaginad Intereconomía. Imaginad a los obispos. Imaginad. Imaginad a los sufridos españolitos. Imaginad.

Imaginad. Imaginad que hubiera dimitido el ministro de Justicia del PP porque había coincido en una cacería con el juez Garzón, encargado del sumario. Imaginad que el PSOE acusase sin pruebas al gobierno, al ministro del Interior y a su cúpula de las filtraciones a la prensa.

Imaginad que el líder del PSOE acusase al gobierno del PP, en ese contexto, de “machacar al PSOE”.

Y ahora, dejad de tener esas ensoñaciones peligrosas, que vais a coger fiebre…

La ley del menor y la demagogia

niños

La vigente Ley del Menor (Ley Orgánica 5/2000, de 12 de enero, reguladora de la responsabilidad penal de los menores) fue aprobada por el gobierno de José María Aznar y fue parcialmente reformada en 2006 por el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, en el sentido de endurecer las penas y las sanciones a los menores que incurriesen en delitos.

Creo que es preciso que enmarquemos así el caso. Porque hace un ratillo, mientras lavaba cuatro platos y unos vasos en mi cocina, oía a Soraya Sáenz de Santamaría muy digna y muy airada en la tele despotricando de la situación legal actual. Alfonso Alonso afirmaba que le “sorprende la pasividad del Gobierno frente a estos hechos, la pasividad al mirar para otro lado y el no querer que nada cambie”.

No sé que piensa hacer el gobierno. Pero sí sé lo que significa la palabra demagogia: llevar al demos al huerto. Si uno brama contra una ley y achaca al gobierno no sé muy bien qué, entonces el demos, el pueblo, quizá piense que si una niña es violada no sé dónde por menores y estos salen de rositas la culpa es de Zapatero. Y que si tuviéramos al PP donde debería estar, en el poder omnímodo sobre conciencias y vidas, nada de esto sucedería.

Pues bien, amigos, la Ley del Menor vigente la promulgó y sacó adelante el PP. La endureció posteriormente el PSOE. Finalmente, una obviedad: no es razonable legislar a golpe de escándalo político-mediático-demagógico.

Los bolsos de Rita Barberá y el cohecho impropio

Rita Barberá, lo oronda alcaldesa de Valencia con voz de barítono, saltó a la primera página de los medios nacionales hace unos días al comparar las anchoas que le ha regalado el presidente cántabro a Zapatero con los trajes que, por la generosa amabilidad de la trama Gürtel, viste con gran estilo el presidentísimo Camps, de quien se llegó a hablar en serio como sucesor de Rajoy.ritaexorcista

La mema contraposición es tan débil argumentalmente que ha habido quienes, mal pensados, creyeron ver aquí una retorcida maniobra para dar la última puntilla al querídisimo compañero del alma… y rival en el PP local. A Barberá se le queda pequeño el ayuntamiento. No estoy haciendo un malvado chiste, no. Barberá ambiciona el puesto de Camps, quizá.

Decir que unos trajes de regalo es lo mismo que unas anchoas de Santoña es una solemne tontería. Entre otras cosas porque quien regala, en un caso, es un estrambótico presidente autonómico que viaja en taxi y es entrevistado por Andreu Buenafuente cada quince días y en el otro es una trama corrupta que ha ganado millones de euros gracias a políticos del PP de todos los niveles y en distintos puntos de la geografía, principalmente en el centro y en el levante peninsular.

Pero la solemne tontería, que no se sostiene como bien sabe Barberá por mucho que insista, deja a Camps en calzoncillos (pese a tener el ropero lleno). Da a entender que los trajes son regalos, con lo que el presidentísimo habría mentido repetidamente, a los ciudadanos, a los periodistas y a los jueces.

Eso sí. Si las anchoas no son lo mismo que los trajes, tampoco las podemos equiparar a los bolsos de Louis Vuitton. Que responsables políticos reciban regalos de cierta cuantía y con cierta regularidad, especialmente si los reciben de posibles beneficiarios de sus decisiones políticas, AUNQUE NO SE PUEDA DEMOSTRAR RELACIÓN CAUSA-EFECTO, tiene un nombre. Un nombre feo (aunque no tanto como lo que hay detrás): Cohecho impropio. Si además se pudiera demostrar que el regalo tiene una contraprestación, sería un cohecho propio, una falta más grave.

La cárcel y la claustrofobia

carcel

Ahora resulta que José Antonio Correa, aquel en cuyo honor se bautizó a la pandilla de chorizos del caso “Gürtel”, siente claustrofobia en la cárcel… No te jode… Pues, nada, que lo dejen salir para que tome el aire…

¡Qué putada, amigo mío! Pues resulta que, precisamente, la cárcel es un invento de los animales políticos humanos para que los allí encerrados sientan claustrofobia (“aversión a estar encerrado”). Creo que en eso consiste el castigo. Si tanta fobia tenías a la cárcel, podías haber pensado en no ceder con tanto gusto a tu filia al dinero ajeno.

Eso sí, la pena es que podían acompañarte unos cuantos de tus socios, pero mucho me temo que su claustrofobia les ayudó a ser más precavidos que tú. Total, por unos trajes

La muerte de Ryan

Vaya por delante que lo duro de la historia es la muerte de un niño inocente y de una cuasiadolescente de origen magrebí. Hijo y madre prematuros, huérfano prematuro, viudo prematuro, muerte antinatura.

Vaya por delante que tengo la convicción íntima de que si la madre de 19 años hubiera sido de alta cuna no hubiera muerto de gripe. Pero era marroquí y no le prestaron posiblemente la atención debida cuando se quejaba en el hospital. O sí, no lo sé, ni soy médico ni conozco detalles del caso.

Pero sí soy ciudadano y observo. Observo a los políticos y a los medios. Si una tragedia humana, la que sea, es posible atribuírsela por algún conducto al gobierno socialista, a su supuesta ineptitud o  falta de humanidad, los líderes políticos del PP, además de sus seguidores e inspiradores de los medios, hacen leña inmediata del asunto y apuntan con sus índices seguros a Bono (“se le cayó un helicóptero”), o a distintos miembros del gobierno o su presidente. Así sucedió con un triste incendio en Guadalajara, o con la gripe A de un cuartel, sin necesidad de poner más ejemplos, que los hay a diario.

Pero en esta historia, el caso ha sucedido en un hospital público de la sanidad madrileña, transferida, y responsabilidad de la diosa Aguirre, por cierto que acosada y acusada desde hace años por su menguante oposición política precisamente por la desmantelación de la sanidad pública.

¿Qué hace el PP? ¿qué dicen sus medios? ¿qué hace Aguirre? Dado que la “culpa” no se le puede echar a la ministra de Sanidad o a ZP o a los progres vendeespañas mataniños, entonces… la culpa es de las enfermeras, del personal que se ha manifestado en contra suya una vez y otra.

Y no nos equivoquemos. Hay un error humano de una enfermera al menos. Claro que sí. Pero el foco interesado esta vez apunta a una enfermera cuyas condiciones laborales son manifiestamente mejorables. Otras veces es a Bono a quien se la ha caído un helicóptero o a ZP a quien le aumenta el paro.

Las responsabilidades son políticas si se les puede culpar a los del otro partido. Y son de los profesionales si no es así. Pero ¿a quién le puede sorprender ya nada si la culpa de un atentado horrible que tuvo lugar un marzo en Madrid la tienen los policías que lo investigaron y el partido que estaba en la oposición?

Iluminados

iluminadoYa sé que soy repetitivo, sí, pero hay cosas que se me atragantan. Según entiendo yo las leyes del mercado interpretadas por el PP, lo mejor del mundo es el liberalismo. Es decir, que el estado, lo público, no entren para nada a estropear la economía. Eso sí, si la economía se acatarra, la culpa es del sector público, del gobierno, especialmente si el gobierno no lo controlan ellos mismos. Cuando ellos están en el poder, la economía es global si tiene problemas y si funciona bien es gracias a ellos.

Desde que “el iluminado de la Moncloa” (como respetuosamente llamaba al presidente del gobierno un señor que me hablaba desde un chiringuito que llaman Intereconomía y que la TDT nos ha metido a todos en casa) alcanzó el poder, hemos pasado de oir que si la economía iba bien era por la coyuntura internacional (2004-2008), a oir que si va fatal es por culpa de Zapatero.

Eso sí, si Zapatero se remangase para resolverlo y se implicase más, su política económica sería de todo menos liberal…

Cuando Zapatero y su gobierno toman medidas económicas, las que sean, que siempre serán discutibles, entonces hablan de intervencionismo. Y si no interviene lo lapidan “por no hacer nada”. Si se dedica un dinero importante a obra pública local para paliar un poco el paro del sector de la construcción, se machaca constantemente a quien quiera oirlo que es un despilfarro y que cada puesto de trabajo suponen sopotocientos millones o más (obviando que ese coste no es sólo por el empleo, pues las obras públicas quedan hechas…). Si el gobierno distribuye un dinero entre las comunidades autónomas, el que sea, hablan de nuevo de despilfarro desde una tribuna u otra, mientras que, al teléfono, piden más y más…

Me voy a sudar un rato, que el ejercicio siempre viene bien…

Anchoas mediterráneas

anchoasUno puede recibir regalos, claro. Si te los hacen, ¿qué vas a decir? Eso sí, si a un profesor le regala un jamón de Jabugo el padre de un alumno la víspera del examen no es lo mismo que si el vecino le pasa una lata de cerveza al acabar de jugar al tenis.

Aparte de las cuantías decorosas, es evidente que lo que hace bochornoso el asunto de los trajes no es su valor, que tampoco está mal. Es que los que hacen los regalos están dentro de un grupo de “negociantes” que, al parecer, buscaban algo. El regalo a los políticos del PP por parte de individuos que buscan ventajas para lograr suculentos contratos con administraciones del PP es lo que ha llevado a distintos miembros de la judicatura a no desechar rápidamente el asunto como zarandajas.

Aparte de las mentiras flagrantes de Camps acerca de los trajes, la implicación de Bárcenas compromete la propia financiación del PP, aparte de la personal.

El asunto es serio, aunque eso no le importa a los fanáticos convencidos. Pero es sintomático que ciertos medios empiezan a cortar amarras con Camps, y que miembros del PP (Aguirre no, claro), muestren su disconformidad con el discurso de las anchoas.

Un paso al frente

chernobil2No sé si te pasará a ti, pero a mí, de vez en cuando, no con demasiada frecuencia, hay imágenes o situaciones que se me graban en la mente y no se olvidan ni en el más mínimo detalle. Tiene que ser algo muy especial, que te llega mucho y te hace volver a verlo continuamente durante días, para luego quedarse grabado a fuego en la retina.

Uno de esos ejemplos recordaré hoy para ti. La escena es así: un grupo de soldados soviéticos (diez o doce) están ante un superior, rodeados de cachivaches viejos y oxidados. El superior les dice que necesita un voluntario, o quizá mejor dos, para una misión que conduce a una muerte segura, aunque es algo necesario para salvar la vida de millones de personas. Pide un paso al frente. Tras unos segundos de un silencio sepulcral… no hay un voluntario. No hay dos. Todo el grupo da un paso al frente, impasible el ademán. El capitán se descubre, tembloroso, con lágrimas en los ojos, y todos juntos empiezan a cantar un himno.

La siguiente escena nos retrata a dos soldados, de espaldas, sentados al borde de una pequeña piscina, en el lugar lleno de máquinas, tubos, relojes, y escaso de luz. Siguen con el uniforme y se dan la mano. El temblor anormal de sus brazos nos indica que se trata de un momento especial. Inmediatamente, se zambullen en el agua… que refrigera el reactor averiado de la central de Chernóbil. Pocas horas después estos dos soldados habrán muerto. Pocos días después, todo el grupo de la primera escena habrá muerto, junto a decenas de personas más del entorno inmediato de la central. Pocos años después, el número de muertes y los casos de cáncer se han disparado en toda la región, hoy casi una reserva  de dolor y tristeza.

Chico, y no puedo quitarme la imagen de las manos temblorosas de dos soldados o de los juguetes de los niños del pueblo tirados por la calle cada vez que oigo que la energía nuclear es limpia. Debo de ser muy raro.

Bienvenidos a una nueva experiencia

IMG_4939

Después de más de dos años en blogspot, Animal Político inicia una nueva andadura en WordPress. Espero que no se pierda ninguna de las buenas costumbres de este tiempo. En principio, el blog, como sabe quien conoció la versión primera, analizará la actualidad desde una óptica sosegada y respetuosa, con opiniones claras y razonadas.  La política ocupará un lugar muy destacado, pero no único. La frecuencia ideal de publicación de posts a la que trataré de someterme será de uno cada 48 horas, aproximadamente.

No recogeré aquí los viejos posts. Ya están en su emplazamiento habitual.

Gracias por venir hasta aquí.