Los falsos testimonios de Cospedal

“El PSOE debe reflexionar; es muy aficionado a levantar falsos testimonios sobre las personas”, dice ahora María Dolores de Cospedal, a quien no parecen sentarle muy bien las vacaciones. Hace un par de días señaló que el gobierno en lugar de perseguir a ETA persigue al PP. También dijo que el gobierno realiza escuchas telefónicas ilegales a miembros de su partido.testimonios-744x441

Yo no sé si seré tan inocente como me parezco a mí mismo, pero a veces, como mero ejercicio, como si hablara conmigo mismo, encuentro desahogo en verbalizar lo obvio. Así me lo aprendí yo.

Estoy harto de sorprenderme con los tácticos ideólogos del conservadurismo hispano y su capacidad de superación. Ahora toca, de nuevo, culpar al prójimo de los pecados propios, y exigirle que demuestre su inocencia. Cospedal y sus amigos llevan mareándonos a todos con que su partido es perseguido por el gobierno, que quiere aniquilarlo. Con eso de “persecución del gobierno” se refieren al sumario del caso Gürtel en que varios mandatarios importantes de su partido han estado o están imputados por distintos tipos de corruptelas. De lo que se desprende que a los políticos del PP que se corrompan hay que dejarlos en paz. A sus votantes les parece bien. A los demás nos tiene que parecer bien también. Si no, la democracia está en peligro.

Según su manual, la corrupción es de la izquierda. Y la verdad es que es a la izquierda es a la que le cuesta votos. Ellos pueden cargarse a Bermejo con lo de la famosa cacería en tierras de Jaén. Pueden despellejar en público a Garzón. O a Gallardón, que es de los suyos pero poco. O a Rubalcaba. O a ZP. Por lo que quieran, por lo que sea. Porque nieva, porque hay incendios o por lo que sea. Pueden culpar sin pruebas al gobierno de realizar escuchas ilegales y espionaje. Porque quieren, porque conviene. De espionaje, la verdad, ellos entienden bastante, unos por practicarlo y otros por sufrirlo. Que le pregunten a Esperanza Aguirre y los entretenidos miembros del PP madrileño.

Pero yo también aprendí de niño y luego creciendo junto con nuestro estado de derecho, que a los políticos corruptos hay que perseguirlos, juzgarlos y condenarlos. Y que eso precisamente garantiza el buen funcionamiento de la democracia, y no pretender que no se haga y que no se hable de ello para ocultarlo culpando al mensajero, al policía, al juez, al fiscal, al gobierno.

Personalmente, estoy HARTO. Nunca tendrán mi voto, de eso estoy seguro, y no podré evitar sentir cada día más lástima por quienes den por buenas estas tácticas premiándolas con el voto directo o la abstención indirecta.

Anuncios

2 pensamientos en “Los falsos testimonios de Cospedal

  1. Creo que uno de los principales problemas que sufre el PSOE es la teoría de que “todos los partidos son iguales”.
    Esta teoría está fuertemente mantenida por los miembros y seguidores del PP. La esgrimen continuamente, algo deben ganar con ello.

    Si se trata simplemente de seguidores del PP, lo que suelen esgrimir cuando críticas al PP es: “¿y el PSOE qué?”, como reconociendo que, en efecto, el PP es “malo”, pero no tenemos derecho a denunciarlo porque el PSOE es igual. Me alucina que les funcione esa táctica. Suelen sacar a colación a Chaves, los GAL, Afganistán, Garzón, o cualquier cosa que se les ocurra para “comparar”, dándolas por “comparables”.

    Si se trata de dirigentes del PP, suelen esgrimir argumentos similares: que todos los políticos reciben regalos, y cuanto más alto está el político, mayor es el regalo (¡y que eso está bien!), y por lo tanto mayor es la corrupción.

    Les funciona la degradación de la imagen de la política. Y eso cala en un pueblo escéptico y fatalista como el nuestro, en el que viste más ser descreído y cínico que tener esperanza en la Humanidad.

    Repito que esta argumentación está especialmente generalizada entre la gente del PP. No entiendo cómo les funciona, pues es una manera de reconocer que ellos son malos, igual que los del PSOE. Pero les funciona.

    Creo que hay que empezar a decir que no, que no es lo mismo. No es lo mismo Irak que Afganistán, no es lo mismo Chaves que Camps, Garzón que De La Rúa, ni los trajes y las anchoas. No, ni todos los partidos ni todos los políticos son iguales. Esa equidistancia es falsa, es injusta, y desde luego perjudica al PSOE.

    Por eso el PP la utiliza. Porque desmoviliza votantes. La teoría de que todos los partidos o los políticos son iguales se ha convertido en “políticamente correcta”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s