No les gusta nada la sanidad pública

En repetidas ocasiones he puesto en relación a la neoderecha hispánica con los neocon norteamericanos. Es un análisis que me parece evidente. Copian métodos, copian estrategias, copian campañas y, parcialmente, copian contenidos, además de fumar puros habanos con el ex-emperador y hablar tejano en la intimidaaznar-neocond.

También es cierto que nuestra derecha vive, a su pesar, en Europa, y hay valores que aún no se han atrevido a cuestionar, hay políticas que parecen irrenunciables incluso a sus votantes, especialmente en el ámbito de las coberturas sociales. Pero al entrar a valorar el debate político norteamericano, se quitan caretas, se les ve su alma. Como cuando Aguirre dejó ver que se inclinaba por McCain frente a Obama, y ello aunque González Pons y otros de las nuevas camadas se mostraran obamistas convencidos por si la marea les llevaba hasta Moncloa.

Libertad Digital es uno de los panfletos referencia de la caverna mediática hispana, más neocon que el Papa, y bien poblada en los últimos años por distintas adiciones más o menos desdichadas al panorama ¿periodístico? de la vieja piel de toro. En este ¿medio? podemos saborear un poco el alpiste que alimenta hoy a muchos papagayos de otras tribunas, no sólo mediáticas. Así podemos leer ahora cómo uno de sus incontables ‘expertos’ trata los intentos del presidente Obama de extender el acceso a una sanidad pública al 90% de la población americana (el 100 % es aún utópico), esfuerzos que se encuentran incontables resistencias en el sector conservador, y que sólo cuentan con el apoyo del 44% de la población: el presidente, sostiene, está “empeñado en apresurar la aprobación de su ignominioso proyecto de nacionalización de la salud. Teme que se lea con calma lo que contiene esa “reforma”, teme que sus índices de popularidad sigan cayendo en estas semanas estivales, con peores datos de desempleo y teme, en fin, que se le vaya la joya de la corona que es esta gigantesca socialización de la salud pública. Obama está cometiendo otra vez el mismo error que Bill Clinton cuando Hillary lo convenció para intentar nacionalizar la salud a inicios de los noventa. En el caso de Obama, el momento es todavía peor porque su programa costará más de un trillón norteamericano de dólares y elevará los gastos a pequeñas empresas acabando con cientos de miles de puestos de trabajo“. Muy caro, sí, muy caro el “ignominioso” proyecto de Obama. No como la guerra de Irak, que sin duda fue muy barata…

Muy caro, sí, muy caro. Pero muchos ciudadanos de la primera potencia económica del mundo están sobre el alambre. Hay muchos sin seguro médico. Hay otros con seguros que no incluyen según qué enfermedades o según qué tratamientos hospitalarios. Hay muchos que ante un diagnóstico de, por ejemplo, cáncer, además del palo emocional tienen que empezar a hacer cuentas, a vender el coche o la casa, a pedir dinero prestado a familiares y amigos… Muy caro el plan de Obama, sí. Como el resto de las coberturas sociales. Muy caro y muy jodido para el que tiene dinero eso tan enojoso de tener que pagar impuestos.

Anuncios

3 pensamientos en “No les gusta nada la sanidad pública

  1. Si sólo fuera eso, copiar a los neocón… La cosa es tan grotesca que muchos cachorros libeggales ni siquiera saben que son la función inversa o la imagen especular de un tipo de intelectualillo que existió hace años, y que causa vergüenza ajena recordarlos: el comunista que manifestaba su lealtad a Moscú y al PCUS, aunque fuera en contra de los intereses de su propio país, y que aceptaba acríticamente cualquier cosa que hicieran la URSS y China, con cosillas como la guerra de Afganistán o la Rebolución Cultural. Ahora naturalmente tenemos a nuestros muchachos neocón de visita en los EEUU sin cortarse un pelo haciendo campañas de desprestigio de España, pero aquí como los llames antipatriotas te denuncian como poco. Pero claro, como ellos responden ante una entidad superior…

    Sólo hace falta leer a estos cretinillos y substituir “patria de los trabajadores” por “patria del capitalismo y del libre mercado”, “obediencia a Moscú” por “obediencia a Washington y babeo ante el Partido Republicano” y “expansión del marxismo-leninismo por todo el orbe hasta la victoria final” por “globalización”, pase lo que pase, caiga quien caiga y sin mirar atrás y sin importar a quién haya que llevarse por delante. Porque, obviamente, sólo son responsables al final ante Dios y ante la Historia.

  2. Pues criticable la opinión de Libertad Digital. ¿Cómo va a ser malo dar sanidad a quien no puede costeársela?

    Mantener la sanidad privada, sí. Pero no a costa de que no la hay pública.

    Encontrar el equilibrio entre lo privado y lo público es lo que, en mi opinión, puede llevarnos al verdadero estado del bienestar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s