Anchoas mediterráneas

anchoasUno puede recibir regalos, claro. Si te los hacen, ¿qué vas a decir? Eso sí, si a un profesor le regala un jamón de Jabugo el padre de un alumno la víspera del examen no es lo mismo que si el vecino le pasa una lata de cerveza al acabar de jugar al tenis.

Aparte de las cuantías decorosas, es evidente que lo que hace bochornoso el asunto de los trajes no es su valor, que tampoco está mal. Es que los que hacen los regalos están dentro de un grupo de “negociantes” que, al parecer, buscaban algo. El regalo a los políticos del PP por parte de individuos que buscan ventajas para lograr suculentos contratos con administraciones del PP es lo que ha llevado a distintos miembros de la judicatura a no desechar rápidamente el asunto como zarandajas.

Aparte de las mentiras flagrantes de Camps acerca de los trajes, la implicación de Bárcenas compromete la propia financiación del PP, aparte de la personal.

El asunto es serio, aunque eso no le importa a los fanáticos convencidos. Pero es sintomático que ciertos medios empiezan a cortar amarras con Camps, y que miembros del PP (Aguirre no, claro), muestren su disconformidad con el discurso de las anchoas.

Anuncios

Un pensamiento en “Anchoas mediterráneas

  1. Ahora se atreve alguien a decir ya que Bárcenas no está ya apartado porque puede largar, y mucho, sobre lo que se te ocurra. Y claro, hay mucho que contar…

    A ver si yo me atrevo también a dar el paso al 2.0 y me echa una mano “la Mari”, pero éste entorno no tiene nada que ver con el anterior. Enhorabuena por el cambio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s